La guerra del gallo

Published on octubre 7th, 2013

Una mirada sobre La guerra del gallo, adaptación teatral de la novela homónima de Juan Guinot.

1002361_10201837145035043_1074587565_n

Hay que estar un poco loco para escribir La guerra del gallo, novela que habla de la locura de un hombre que sufrió el trauma de no ir a la guerra de Malvinas. Masi, el protagonista, tiene una infancia más que difícil, rodeado de una violencia política y cotidiana que marca contrapuntos muy extremos en su vida. Binarios, podríamos decir. Fascinado con la idea de alistarse como combatiente, pero con la imposibilidad concreta de hacerlo por ser casi un niño, su fijación con la isla y los ingleses se agrava con el tiempo. Internado durante muchos años en un neuropsiquiátrico, delira pensando que es un campo de concentración británico en el que está cautivo y dialoga con un buzo táctico que no existe. De esas conversaciones imaginarias saca dos cosas: su libro de cabecera (Nueva Revelación, el Zen en el arte de la disección de cuises) y lo que será su objetivo en la vida: tomar el peñón de Gibraltar, expulsar a los invasores gringos e izar la bandera argentina que siempre lleva consigo.

                                                                                1148842_10201837239277399_93928557_n1186019_10201837302238973_872626884_n

Si la locura de Juan Guinot al componer un personaje semejante es sumamente tentadora, no lo es menos la propuesta que Mauro Yakimiuk desarrolla en la adaptación teatral del texto, que sintetiza las ideas principales y los momentos más tensos de la novela, consiguiendo un clima oscuro, grotesco, muy propicio para sentir el agobio de una psicosis que no cesa. Este juego es aprovechado y potenciado por Martín Amuy, Masi, el responsable de cargarse durante aproximadamente una hora el peso de este ex no combatiente que pasa a la acción. Para destacar también la música, angustiante y atinadísima, compuesta por Lucas Guinot. La guerra del gallo es una obra para recomendar. Un texto inteligente, escrito por uno de esos tipos que en algún momento de su vida terminan ganando un premio Nobel, con una adaptación realmente bien hecha, en la que se respetan el sentido del humor y el clima enrarecido que aparecen en la novela. En este momento no está en cartel pero muy atentos, que parece que se viene la reposición antes de fin de año.

1098234_10201837142274974_1471524775_n

Ficha técnico artística
Autoría: Juan Guinot
Actúa: Martín Amuy Walsh
Escenografía: Francisco Kopcke
Iluminación: Sebastian Sánchez
Música original: Lucas Guinot
Fotografía: Tamara Villarreal
Asesoramiento de producción: Patricio Tramontano
Asistencia de dirección: Delfina Sueiro
Prensa: Mauro Yakimiuk
Producción general: Martín Amuy Walsh, Mauro Yakimiuk
Dirección: Mauro Yakimiuk

 

Texto: @NicolasHochman
[email protected]
Fotos: Florencia Castro