Ese lugar nuevo

Published on Julio 2nd, 2013

El mató b

El mató a un policía motorizado a ritmo real y pie de plomo se erige como la mejor banda argentina de los últimos años. Su debut en el teatro Vorterix fue al mismo tiempo que una promesa, una confirmación.

La presentación en el teatro de Colegiales era una invitación a ser parte de la Gira de Oro Dinastía Scorpio que los llevó por México, España, EE-UU, Brasil y Uruguay. La gira, como deja adivinar su nombre, tiene como eje la presentación de La dinastía Scorpio, disco que empieza a dibujar los contornos de la popularidad.

familia estruch 188

Era la primera vez que se presentaban en el Teatro Vorterix, el escenario más grande en el que tocaron siendo la banda principal.  Por eso, quizás, algunos nervios se hicieron más visibles, y se profundizó la timidez, marca registrada, de Santiago Motorizado (Barrionuevo), voz y bajo del grupo.

Por su parte, el público, en su gran mayoría jóvenes de menos de 30 años, cantó y salto en un permanente estado de éxtasis, que encontró su clímax en Chica de Oro, del último disco (Jenny, algún día Jenny… Todo lo que ves, todo lo que ves será nuestro, nena) y en la seguidas Chica rutera (el hit de cinco palabras y un vocativo) y Mi próximo movimiento (uno de los puntos más altos de la banda).

El final fue raro. Santiago amagó con “la última canción” un par de veces, pero cuando el telón se cerró no hubo retorno, aunque el sonido de las guitarras hacía suponer que habría más. Fue necesaria una voz oficial del teatro que anunciara el final. Todos esperábamos un bis, todos menos la gente de Vorterix que, como policías desalojando una tribuna, nos llevaron primero al hall y luego a la vereda, y nos dejaron con ganas de más.

La gira continúa por La Plata, España, Perú. Y vaya uno a saber por cuáles otras latitudes. Pero más allá de dónde toquen, son ellos los que están ocupando un lugar nuevo en la escena del rock en la argentina. Un lugar que se ganaron a partir del crecimiento artístico, y del trabajo de hormiga.