CLICK A CLICK – Mamushka Dogs Records

Published on septiembre 10th, 2012

     En 2007, Luciano Banchero y Leandro Pereiro crearon el netlabel Mamushka Dogs Records, un sello discográfico digital, cuyas bandas editan sus trabajos en MP3 y los difunden de manera libre y gratuita a través de la red (Banda de Turistas, Prietto Viaja al Cosmos con Mariano, The Baseball Furies, Go-Neko!, The Peronists y El Festival de los Viajes, entre otras). Más tarde, sumaron bandas y solistas ya instalados (Electrón, Javi Punga, Diosque) y otros tantos artistas nuevos.

     Hoy tienen un catálogo de más de veinticinco artistas, que abarca un amplio espectro sonoro (space-rock, electro, folk, pop psicodélico y “cumbia hipnótica”) y están comenzando a proyectarse internacionalmente.

 

     Cada quien pueda dar cuenta de lo que ha vivido, de lo que sabe.

    Los que nacimos en algún momento de los ´70 y principios de los ´80 vimos los cambios. Nadie nos lo contó. Tuvimos walkman, discman, MP3. Vimos nacer y morir muchos formatos. Sentimos llegar lo último cada vez más rápido.

     Nuestras generaciones han sido de transición, lo que hace que podamos adaptarnos con cierta facilidad a los cambios. No somos como nuestros padres frente a las computadoras, aunque la mayor parte de nosotros  las tocamos por primera vez bien pasados los diez años.

     Crecimos antes del Gran Cambio. , lo vimos nacer, lo que supuestamente equivale a una ventaja. Pero no. No somos nativos digitales. Entendemos su lógica, sacamos provecho de ella, pero hay algo que se nos comienza a escapar. Inexorablemente.

     ¿Dónde están las nuevas buenas bandas? ¿Existen? Son dos interrogantes que resumen bien este espíritu y dieron lugar a la entrevista.

-En la página cuentan que el sello se armó naturalmente y que, en verdad, lo de ustedes no nació como un proyecto de sello digital. ¿Cómo llegaron, entonces?

-Leandro: Lo principal de Mamushka es que nosotros lo hacemos porque nos gusta la música y no sabemos tocar. Entonces, contribuimos desde el lugar que podemos. Esto también, en algún lugar, indica que somos un poco pajeros. Lo tenemos que asumir. Pero lo bueno de haber coincidido justo con este tiempo de movida digital es que, de golpe, se puede compartir todo lo que uno quiera, de un modo que años atrás era impensable. Esto nos dio una oportunidad, que compensa nuestra falta de iniciativa.
Nosotros estábamos haciendo blogs en los que escribíamos y de pronto vimos cómo comenzaban a aparecer blogs que usaban servicios, como los de Rapidshare, para postear música y nos dijimos mutuamente: “¿Por qué no hacemos uno de esos?”. Lo hicimos. Como teníamos visitas, cuando conocíamos una banda nueva, pensábamos: “¿Por qué no darle la oportunidad de que la conozca toda esta gente?”. Cuando tuvimos muchas bandas, dijimos: “¿Por qué no hacemos una  punto com.ar , y a la mierda el blog?”.
Fue la oportunidad, se fue dando solo. Recién ahora estamos tratando de ponernos más activos. Porque en verdad somos hijos de la oportunidad. Pero, de nuevo, tuvimos la suerte de coincidir con una época en donde justo estas oportunidades se dan naturalmente, por la democratización de ciertas tecnologías.
Tuvimos la suerte, también, de encontrar muchas buenas bandas. En el sello tenemos más de veinte. Podés decir que  manejamos criterios de elección más claro en algunas que en otras, o que algunas hacen algo más único y otras más normal, pero es una cantidad muy importante de gente que coincide en tiempo y espacio haciendo cosas. Somos hijos no solo de la oportunidad tecnológica, sino también de una escena que tiene material para dar.